miércoles, 22 de marzo de 2017

GAMÁ (Gran Canaria)

"Se daban mil palos y navajas, con gran destreza, hasta que el capitán de los gayres los daba por buenos diciendo: Gama, gama; que quiere decir: Basta, basta, o: No más, no más. Y si acaso alguno de los que se combatían se le quebraba el palo, el contrario se estaba quedo y cesaba la pelea y combate, y no había más enemistad entre ellos". 
["Historia de la Conquista de las Siete Islas de Canaria", de Abreu Galindo]

"Y cuando uno reconocía que había sido vencido por el otro, gritaba en voz alta: Gamá, gamá, que en nuestra lengua significa <<¡basta, basta!>>. A este grito el vencedor ponía fin al combate, y después ambos se hacían amigos."
["Descripción de las Islas Canarias", de Leonardo Torriani]

___________________________

egmi (igmei, igmâi, ed igmi, our igmei) / buscar / puede tener por sujeto una persona o un animal. Puede tener por objeto directo una persona, un animal o una cosa / por ext. "intentar obtener, pedir (cualquier cosa que se desee obtener)". Puede tener por objeto directo una persona, un animal o una cosa. Se dice, p.ej., de una gracia que se pide a Dios, un favor, un obsequio, un préstamo, etc. que se pide a una persona, de una mujer que se solicita en matrimonio, etc.
(…)
gâmmei / buscar hab. / en todos los sentidos correspondientes a egmi.
(…)
agammai / hecho de buscar / en todos los sentidos correspondientes a egmi.
[Dictionnaire Touareg-Français, de C. de Foucauld]

_____________________________

Como vimos Abreu relata que, en los desafíos, era "el capitán de los gayres" quien decía "gama, gama" (basta, basta) para darlos por terminados, mientras L. Torrriani afirma que era el gayre vencido quien  gritaba "gamá, gamá". Los citados autores tal vez partían de una información imprecisa o incompleta, incluso cabe pensar que creyeran que gama o gamá significaba "basta" ya que ponía fin al combate.

Sobre la base de aquellos vocablos de la lengua tamahak (gâmmeiagammai) y tratando en lo posible de integrar ambos relatos (el de Abreu Galindo y el de Torriani), cabe especular con la posibilidad de que fuera el gayre que se consideraba vencido quien profiriera una petición -"de clemencia"- (¡gamá, gamá!), a fin de que el capitán "diera por buenos los palos y navajas dados", es decir que los diera por suficientes (basta).