sábado, 11 de julio de 2015

ADEJE (Tenerife)


Arena. (Sea poca, sea mucha, sea en llano, sea en pequeñas dunas) edehi (nombre colectivo) (m.)
[Grammaire, Dialogues et Dictionnaire Touaregs, de A. de Calassanti-Motylinski]

Adeje es antigua demarcación territorial, uno de los menceyatos. Se ha dicho que en el tiempo en que existió una sola organización política para toda la Isla, el Mencey residía en Adeje. En la actualidad nomina tanto al municipio como a su capital, la Villa de Adeje.
El Barranco del Infierno o "Río de Adexe" discurre al borde de la zona antigua de la Villa, junto a la Iglesia de Santa Úrsula. Se trata de un accidente geográfico muy relevante, habitado por los indígenas (cuevas-habitación) que además disponían allí de agua y otros recursos naturales, "en un llamativo caso de ecología humana, pues las tierras circundantes son, como ya hemos indicado, verdaderas áreas de repulsión" (Luis Diego Cuscoy, "Los Guanches", Instituto de Estudios Canarios). Al otro lado de la Iglesia de Santa Úrsula, en un altozano, se ubica la Casa-Fuerte de Adeje.
Enlace a "Informe de Patrimonio Histórico de Adeje"
Sobre los límites territoriales del menceyato de Adeje se han propuesto varias opciones. Una de ellas sitúa el límite de Adeje con Abona en el Barranco del Rey. Muy cerca de éste se localizan dos tramos denominados Barranco de la Arena, ambos en proximidad a la localidad de Arona (menceyato de Abona). El Barranco de la Arena puede deber su nombre a ser accidente geografico que señalaba el límite de Adeje ("de la Arena") respecto del menceyato de Abona, habiendo podido perdurar allí donde ese límite resultaba más remarcable por la proximidad a la población vecina de Arona.

Barranco de la Arena, en proximidad a Arona

Al otro extremo del menceyato de Adeje, hacia los límites con Daute e Icod, aparecen más topónimos "de la Arena": Cruz de la Arena y Volcán de la Cruz de la Arena (en Santiago del Teide) y El Morro de la Arena (en Guía de Isora). Partiendo del núcleo de Santiago del Teide en dirección a la Cruz de la Arena (o al Volcán de tal nombre), o de Tamaimo y Arguayo, por senderos y atravesando los pinares de Corona Forestal, donde se encuentra el Morro de la Arena, para continuar junto a la "Montaña del Cascajo", se alcanza el "Llano de la Sentidá" y finalmente el otro Barranco de la Arena, el de Pico Viejo, accediendo con el ganado a pastos comunales (Camino del Barranco de la Arena y Pista del Barranco de la Arena).
Mapa (GRAFCAN-GOOGLE) donde señalo esos topónimos "… de la Arena"

Los topónimos constituidos por la denominación del accidente geográfico y a continuación "de la Arena" (es decir de Adeje), marcan los límites del antiguo menceyato de Adeje. Así lo corroboramos en "Los Guanches", de Luis Diego Cuscoy, quien con ocasión de referirse a los límites del menceyato de Adeje y en relación a sus zonas pastoriles, dice lo siguiente:
 "La línea montañosa de Las Cañadas, entre El Sombrerito y los Roques del Cedro, marcaría el límite superior alcanzado por aquella vertiente, pues pastores de Tamaimo y Arguayo pastorearon hasta la cota de 3.000 m., en la cima del Pico Viejo. Estos mismos pastores alcanzaban, por el norte, la zona de transición situada entre los menceyatos de Icod y Daute (Lám. XLV, 2). última zona pastoril ya roza con la cadena montañosa de Las Cañadas. Desde Guía de Isora, Tamaimo y Arguayo, numerosas sendas llevan hasta el Llano de la Santidad y planicies que se extienden al pie de Pico Viejo. Aquí abundan los pastos, que en la faja superior se acrecientan con las leguminosas de montaña, sobre todo con el escobón. Los grupos procedentes del Valle de Santiago, es decir los ocupantes de las tierras que rodean el moderno Santiago del Teide, no penetraban en el cañón o Valle de Masca, a pesar de su proximidad y fácil acceso (Láms. XXXVI y XLVI, 1), pero llegaban hasta el Pico Viejo siguiendo los caminos de los pinares y jalonando la senda de yacimientos, como por ejemplo la cueva sepulcral de la Montaña de Los Cascajos".