sábado, 27 de junio de 2015

Higueras e higos y tarahales

El manuscrito atribuido a Boccaccio que relata el viaje de Nicoloso da Recco a Canarias en 1341, deja constancia de la existencia de higueras en Gran Canaria por aquel entonces, antes por tanto de iniciarse las expediciones catalana-mallorquinas en 1342. Los estudios arqueológicos han confirmado la antigüedad de la presencia de la higuera tanto en Gran Canaria como en Tenerife.

Los higos de Gran Canaria, según Abreu Galindo, eran denominados arehormaze, cuando estaban verdes; y tehaunenen, cuando estaban maduros, dulces y pasados.

Un artículo titulado "Las higueras canarias y su diversidad: Bases orales y documentales para su estudio", cuyos autores son Jaime Gil, Antonio Javier González, Jacob Morales, José Perera y Neftalí Castro (en "Rincones del Atlántico"), recoge de fuentes documentales y de la tradición oral las distintas denominaciones de las higueras y los higos en Canarias, entre las que aparecen las siguientes:

- En la descripción de una hacienda agrícola de Tenerife en 1862 encuentran la siguiente denominación de higueras: tarajales. Entre los agricultores de Tenerife y La Gomera recogen las de tarajala, tarajana y tarajal. A principios del siglo XX el etnógrafo Bethencourt Alfonso postula que fueron higos de esta variedad los que conocieron los indígenas de Tenerife.

- En el Diccionario de Historia Natural de las Islas Canarias, de Viera y Clavijo, aparece la de azaharillos. Entre los agricultores de Gran Canaria recogen de la tradición oral una denominación similar: saharillo.

__________________

En la página 193 de "Les Touareg du Nord" (1864), de Henri Duveyrier, se dice lo siguiente:

"FICUS CARICA L.
Kerma (árabe); Ahar, Tâhart (temâhaq).
Después de la palmera datilera, la higuera es el árbol más cultivado por los Tuareg. No solamente se encuentran algunos ejemplares en cada huerto de los oasis, sino que todavía se cuentan por aquí y por allá, en las montañas, algunos vergeles exclusivamente poblados de higueras.
Las higos provenientes de estos cultivos son generalmente comidos frescos. Los higos secos proceden principalmente del litoral: sin embargo, me han dado proveniente de Miherô."

__________________

En la raíz de la denominación grancanaria del higo, saharillo, está ahar (higuera).
También podría encontrarse dicha raíz en arehormaze (-ehor-) e incluso tal vez en tehaunenen (-eha-) que cita Abreu, también para Gran Canaria. Más ajustado resulta el taharenemen que según José Agustín Álvarez Rixo (en torno a 1850) tenía el significado de higos pasos (por reproducción de la cita de Francisco Osorio Acevedo en su "Gran Diccionario Guanche").

En cuanto a las denominaciones tarajal o tarajala o tarajana, obtenidas de la tradición oral para higueras en Tenerife y La Gomera, de la que había ya pasado a un documento en 1862, la proximidad hay que referirla al otro vocablo semejante, tâhart.

En el caso de "tarajal" y "tarajales" parece clara la confusión con el nombre común de la tamarix canariense. El Tarajal es una playa de Ceuta y un barrio de Málaga (aunque el Diccionario de la R.A.E. recoge taray para la tamarix) lo que ha llevado a pensar que es un préstamo del árabe introducido en Canarias por los españoles, sin embargo a lo anterior se ha opuesto que en Le Canarien, la crónica de la expedición francesa de 1402, se cita tarhais (tarajal) y Baltarhayz (Valtarajal), por tanto antes de la llegada de los castellanos.
En la página 172 de "Les Touareg du Nord" (1864), de Henri Duveyrier, recoge para la tamarix articulata Vahl. el nombre de ethel (árabe) y el de tabarkat (temâhaq), lo mismo que para la tamarix gallica L. No obstante, de la tamarix articulata dice: "En la línea de Rhât a Ghadâmés, el límite norte de este arbusto está en Tahal." ¿Será tahal una antigua denominación tamahaq de la tamarix, próxima a nuestros tarhais o tarahal?

Por lo que se refiere a tarajana, decir que da nombre a un topónimo de La Gomera, La Tarajana (según se lee en el citado artículo sobre las higueras canarias), si bien ello no permite asegurar que no se trate de un vocablo con otro significado (obsérvese su casi identidad con el grancanario Tirajana) que incluso contribuyera a que prosperara tarajana como corrupción de un hipotético "taharan" o "taharana". Piénsese además que a sensu contrario existe el topónimo tinerfeño de Taharo (Rumeu de Armas, por cita de Francisco Osorio Acevedo en su "Gran Diccionario Guanche"), utilizado como referente en un repartimiento de tierras y aguas, "cabo de Taharo". 

martes, 23 de junio de 2015

CUEVA DE LOS CANDILES (Gran Canaria)

akedîl (pl. ikedlân), dar kedlân / vagina (de mujer), sólo se dice respecto de las mujeres, hablando de animales se utiliza la palabra tesessêrout, vagina de animal hembra.
[Dictionnaire Touareg-Français, de C. de Foucauld]

Aunque es de suponer que hayan podido emplearse candiles en la reutilización de la Cueva de Los Candiles (término municipal de Artenara) tras la conquista castellana de la Isla, cabría suponer lo mismo respecto de otras muchas cuevas menos singulares que ésta. Llama la atención que una cueva con sus paredes llenas de representaciones de triángulos púbicos y vulvas de mujer reciba un nombre que prescinde de aquellos grabados, más aún en un lugar aislado y en un entorno donde el pastoreo era la actividad relevante y los pastores potenciales transmisores de la lengua ancestral.
Pudo suceder que quienes oyeron a los lugareños la denominación canaria, que recordaba fonéticamente a "candiles", la corrigieran creyendo que se trataba de un deficiente castellano y no de un vocablo de otra lengua. Tal vez hubo una previa castellanización del plural de akedil ("akediles"); o éste era, en lengua canaria, "akedilen", que sería la forma regular tamahaq que se advierte también en otros vocablos canarios, formada mediante la adición de la terminación "-en" al sustantivo singular, de la que parece ser deformación o variante ikedlan.

TIMIJIRAQUE (El Hierro)

Timmi: frente o borde. 
(Grammaire, Dialogs et Dictionnaire Touaregs, de A. Calassanti-Motylinski)

râkken (irâkken, our irekken)/ parar habitualmente de modo brusco, pararse habitualmente de modo brusco.

(Dictionnaire Touareg-Français, de C. de Foucauld)

timmi irâkken
_______________

El topónimo Time (ver entrada correspondiente) está presente en La Palma, Fuerteventura y en El Hierro donde ha perdurado como Letime (unido al artículo francés, es de suponer que como consecuencia de la ocupación de la Isla por la expedición de Jean de Bethencourt en 1405). Letime, en El Hierro, designa un lugar situado en lo alto de precipicios. Incluso es palabra de El Hierro recogida como sustantivo común en el Diccionario de la Academia Canaria de la Lengua, con el significado de "orilla de un precipicio". 

Timijiraque, en El Hierro, designa una bahía, una punta y una playa pero también a los altos (en el actual espacio natural protegido que recibe la denominación de Paisaje Protegido de Timijiraque) que se precipitan al mar y a la plataforma inferior.

Mapa de Google con el topónimo Timijiraque tanto a nivel del mar como al borde del precipicio 



viernes, 19 de junio de 2015

MASEQUERA o MESEQUERA (Gran Canaria), MASEGUE (Gomera)


mesegged. Escucharse recíprocamente el uno al otro.

meseggen. Poner el campamento el uno al lado del otro; instalarse el uno al lado del otro (acampando); estar instalado el uno al lado del otro (acampando); se dice de personas o reuniones de personas que instalan sus campamentos los unos al lado de los otros, cada tienda o reunión de tiendas guarda su independencia, pudiendo separarse de las otras cuando quiera. //Fig. estar puesto el uno al lado del otro en la misma fila -o rango- (como de igual valor), estar puesto en la misma fila -o rango- (como de igual valor); ser considerado como de igual valor, como equivalente. Se dice de personas, de animales y de cosas, y de partes (de las que estén compuestos semejante o diferentemente). //Fig. ser de igual valor, ser equivalente. Se dice de personas, de animales y de cosas, y de partes (de las que estén compuestos semejante o diferentemente).

meseger. Examinar juntos (una persona, un animal, una cosa). Examinarse recíprocamente el uno al otro.

[Dictionnaire Touare-Français, de C. de Foucauld (Estrasburgo 1858 - Tamanrasset 1916)]

______________

Sobre Masequera reproduzco diversos pasajes de <<Las "princesas" de Canarias>>, de Manuel Lobo Cabrera (Aroart Ediciones, 2011): "A esta infanta se le conoce por las crónicas y por historiadores del pasado tanto como Masequera como Arminda. La misma llamada Catalina después de bautizada, es la que comenta la escapada de su prima Tenesoya. " (…) "Por lo tanto nuestra princesa era hija de Guanarteme el Bueno, el Egonayga Guanachesemeden, de Abreu, primo a su vez del padre de Tenesoya" (que era nieta de Ventagoo o Ventagahe, Guanarteme de Telde). (…) "Casó esta infanta en Gáldar con Hernando de Guzmán, al parecer ligado a la conquista, natural de Toledo, recibió de éste su apellido".
Por lo que se refiere a Tenesoya nos cuenta M. Lobo Cabrera, en la misma obra citada, que pasó a llamarse Luisa de Bethencourt tras ser bautizada y casarse en Lanzarote con Maciot de Bethencourt (nieto del Maciot de Bethencourt pariente del conquistador normando Jean de Bethencourt). Cuando Luisa de Bethencourt (Tenesoya) regresa a Gran Canaria tras la conquista castellana de la Isla, "acoge en su casa de Gáldar a su prima Masequera, ya bautizada con el nombre de doña Catalina, tal como se recoge en las crónicas: <<…la que la tuuo como a hermana a la dicha Doña Cathalina, que no se trataban menos…>>".

Masequera o Mesequera ("Vocabulario del antiguo dialecto isleño", de A. Millares Torres).

F. Osorio Acevedo, en su "Gran Diccionario Guanche", relaciona la voz Masequera o Mesequera con el apellido "Meseguer", presente en Canarias; e indica que Arminda pertenecía "a la familia Masequera o Messeguer", "tribu de gran riqueza ganadera en el sur de Gran Canaria", aunque no cita fuente histórica o referencia documental de la que lo obtiene, por lo que desconocemos si está descartado que no se trate del apellido sefardí Meseguer, ampliamente extendido fuera de Canarias. Y es que familias judías llegaron a las Islas en el momento inmediatamente posterior a la conquista tratando de huir de la Inquisición (Millares Torres).

Sea como fuere la correspondencia de meseguer con Mesequer y su feminización en Mesequera resulta posible desde el punto de vista lingüístico y su significado tamahaq refuerza tal posibilidad, si atendemos a que Arminda y Tenesoya o, lo que es lo mismo, Catalina y Luisa, eran del "mismo rango", es decir "infantas" o de la "familia real"; se trataban como hermanas, "la que está al lado de la otra"; y, salvo un periodo de separación forzada, convivían juntas o en vecindad ("acampaban una al lado de la otra", en expresión de un pueblo nómada como el Tuareg), incluso integradas en la nueva sociedad que había surgido en Gáldar.

También Masegue, como se llamaba en La Gomera al capitán del bando de Orone, puede corresponderse con meseguen o meseguer.


domingo, 14 de junio de 2015

GANDO (Gran Canaria)

El topónimo Gando se aplica a una península, una bahía o puerto natural, una baja, un roque y una playa. Históricamente y en relación con los antiguos canarios, Gando aparece como lugar habitual de intento de desembarco de los europeos, por lo que era un importante enclave defensivo. En 1457 Diego de Herrera, previo engaño a los naturales de la Isla, construyó en Gando una torre (o fuerte) que los indígenas destruyeron.

En la página 72 de "Les Touareg du Nord", de Henri Duveyrier, publicado en 1864, se dice lo siguiente:
"En los alrededores de Trâghen, existe un manantial, el de Ganderma, uno de los más hermosos que se pueden encontrar en la región sahariana.
La fuente está rodeada de una muralla de cierre bastante grande pero muy mal conservada. Esta construcción está defendida, en toda su circunferencia, por un foso que lleva el nombre de gandô. Éste servía en otro tiempo de reserva, desde donde las aguas se aportaban por tres canales a las plantaciones de palmeras hasta Ghoddoua, a 2 km del manantial. Estos canales, de los que se puede todavía seguir el trazado, tenían de 0,70 a 1 metro de anchura; lo que atestigua un caudal considerable."

OFRA (Tenerife)

Ofra es la denominación que recibe tanto una montaña como zonas urbanas y un campus universitario existentes en el entorno de aquélla, en los términos municipales de Santa Cruz de Tenerife y La Laguna. En la actualidad la Montaña de Ofra está parcialmente desfigurada por las extracciones de picón o lapilli y por la urbanización y edificación que sepultó su entorno natural.

Montaña de Ofra y su entorno inmediato, en 1961

En el mapa geológico que se inserta a continuación, la Montaña de Ofra está en la extensa área en color verde (constituida por "piroclastos basálticos") y en contigüidad a la misma aparece representada en amarillo una superficie de "piroclastos sálicos indiferenciados" (se distingue en blanco en la anterior fotografía aérea de 1961) que debió ser la causa por la que recibió su nombre, según resulta de lo que expondrá seguidamente sobre el significado del vocablo tamashek hofra.


_____________________

En las páginas 20, 61 y 71 a 73 de "Les Touareg du Nord", de Henri Duveyrier, publicado en 1864, leemos "Hofra (depresión)" y "Depresión de la Hofra", a la que se dedica un apartado completo en el itinerario seguido en la descripción geológica del territorio de los tuareg del norte (fundamentalmente Ahaggar y Ajjer, Argelia). En el original francés se usa el término "depression" y también el de "bas-fond" (bajo fondo, baja o bajo).

"La depresión en la que se encuentra Mourzouk y que los indígenas llaman Hofra (bas-fond), es una superficie llana de 110 km de largo y 15 de ancho aproximadamente" (…)
"Su fondo es por excelencia una tierra de heycha, es decir una terreno de aluvión salino, de capas acuíferas de poca profundidad.
Los aluviones de la Hofra son de arena mezclada de arcilla, formado un todo bastante sólido, pero fácil de trabajar.
La tierra es tan salina que los ladrillos, con los que está construida la ciudad de Mourzouk, se disuelven con la lluvia como la sal misma.
La profundidad media de los pozos es de algunos metros; el agua que proporcionan es un poco salina como el suelo y de una digestión difícil."
(…)
"Al suroeste de Trâghen, a 2 km aproximadamente, se extiende una sebkha alrededor de la cual se encuentran unas extrañas piedras llamadas merch o fordogh.
Estas piedras de naturaleza calcárea han sufrido una suerte de cristalización, pero, en lugar de tomar facetas regulares como las de los cristales, muestran formas más extrañas, sin embargo siempre acabadas por unas líneas curvas; son probablemente concreciones accidentales de partículas calcáreas de las que están impregnadas los terrenos vecinos de la sebkha. Los productos naturales a los que mejor se les puede comparar es a las estalactitas.
Touila está en el este del último pueblo de la Hofra; está edificado al pie de una pequeña altiplanicie pedregosa que forma el límite oriental de la cuenca. Sobre una de sus vertientes, se ha construido un pozo en galería o fogâr, que lleva el agua a las reservas escalonadas sirviendo al riego."

sábado, 13 de junio de 2015

AGUERE (Tenerife)

Aguere, La Laguna (San Cristóbal de La Laguna), ciudad y municipio de Tenerife. La laguna o aguere que le dio nombre fue desecada en 1837.

El radical ghargher, ghirghor significa agua que fluye.
["Les Touareg du Nord", de Henri Duveyrier, Paris, 1864]

G'er (g'erer, i'ger). Atravesar un curso de agua.
["Grammaire, Dialogues et Dictionnaire Touaregs"A. de Calassanti-Motylinski, Argel, 1908]

En el siguiente enlace con la Biblioteca Nacional de Francia (Gallica.BnF.fr) puede verse mapa de época colonial francesa donde aparece la meseta o altiplanicie de Eguère en el Ahaggar, Argelia (ampliar en pantalla de modo táctil o haciendo dos clics en el área de los cuadrantes 26-4 y 27-4, en la parte inferior izquierda):
Carte du Sahara tripolitain, pour servir à l'intelligence d'un voyage chez les Touareg Azghers / par le P. Le Richard, Paris, 1900

Aguere es una laguna en la altiplanicie.

viernes, 12 de junio de 2015

AHO (Lanzarote, Gran Canaria, Tenerife)

Leche, akh (m.)
[Grammaire, Dialogues et Dictionnaire Touaregs, de A. de Calassanti-Motylinski, 1908]

Según Abreu Galindo aho significa leche, en Lanzarote y Gran Canaria. Viera recoge ahof o ajof con el mismo significado, en Tenerife.